08 Jun

Una empresa que gestiona adecuadamente la seguridad de sus trabajadores, así como los aspectos relacionados con la salud y el bienestar laboral, es una empresa saludable; la excelencia preventiva es un hecho que requiere un cambio de cultura en la organización.

Ésta fue la principal conclusión del Foro de Prevención de Riesgos Laborales celebrado el pasado 25 de mayo por la Asociación Española para la Calidad (AEC), con el apoyo de MCP Team, agencia valenciana especializada en Marketing, Comunicación y Publicidad en Prevención de Riesgos Laborales (PRL), y KREAB, consultora de Comunicación Estratégica, Reputación y Public Affairs. El evento, que contó con la participación de reconocidos expertos de empresas integrantes de la AEC, puso en debate la gestión actual de la PRL en las empresas, las mejoras y avances alcanzados en España y los retos que se plantean para el futuro.

En este sentido, la Comunidad de Prevención de Riesgos Laborales de la AEC, presidida por Antonio Moreno, director del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de Iberdrola, desde su creación, hace ahora 3 años, “analiza los indicadores de gestión más actuales y las mejores prácticas existentes, identificando los aspectos y factores susceptibles de ser mejorados y promoviendo un nuevo impulso para la consolidación de una cultura preventiva comprometida con la calidad, la excelencia empresarial y el bienestar laboral”, afirmó Moreno, para quien además ya hay un compromiso contractual de prevención que se va integrando en el tejido industrial.

Además, la directora del Servicio de PRL/Servicios Médicos de Accenture, Encarna Tato, indicó que “la salud laboral y el bienestar de las personas se ven afectados por su vida familiar y personal; la correcta gestión y control de estos ámbitos se reflejará positivamente en la productividad de cada trabajador. Así, para alcanzar la excelencia preventiva es importante que las empresas inviertan en el bienestar de sus áreas productivas”. Dentro de este terreno, resulta fundamental “centrarse preferentemente la gestión de riesgos y no tanto en la gestión documental, y hacer un seguimiento y establecer indicadores de cómo se gestiona en las organizaciones la prevención”, señaló Cristina García, directora del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de FCC Construcción.

Actualmente, el coste de la prevención de riesgos laborales ya no se considera un gasto sino una inversión para las empresas. “Lo que sí supone un gasto para las empresas es la NO prevención, ya que también se pone en riesgo la imagen de marca, la retención de talento y el grado de satisfacción de los trabajadores”, añadió Encarna Tato. En esta línea, Jose Ramón Ferradas, director del departamento de Prevención de Riesgos Laborales de Ferrovial Servicios España, se hizo eco de que “la gestión de la prevención de los riesgos laborales también es fundamental de cara a los clientes de la empresa y para atraer la inversión”.

En España, aunque se ha avanzado a enormes pasos en este tema, aún quedan algunos retos por enfrentar, como “ahondar en la prevención de riesgos en el teletrabajo y en el trabajo de los empresarios autónomos”, indicó Antonio Moreno.

Asimismo, desarrollar estudios y análisis en prevención y trasladarlos a las administraciones públicas es algo en lo que la Asociación también centra sus esfuerzos. “La prevención de los riesgos laborales cobra sentido cuando el trabajador está bien formado y protegido, aspectos claves para la seguridad en el trabajo”, apuntó Miguel Abejaro, director Corporativo de Recursos Humanos en GVC GAESCO.

Fuente: Metales y Metalurgia

Deja un comentario